Y esto empieza otra vez

Este sábado en el periódico “EL MUNDO”, Catherin L´Ecuyer manifestaba: “La ignorancia se está convirtiendo en un valor social” y pone un ejemplo muy destacable de potenciar el esfuerzo por medio de la música. El ejemplo que pone esta escritora es la escuela pública de Les Compagnons-De-Cartier de Quebec donde una profesora de música se empeñó en montar una orquesta en la que los estudiantes estuvieron practicando sin descanso y al final de curso dieron un concierto que dejó maravillado a todo el mundo.

Joaquín Marzá en el Palmeral de Orihuela

Por lo tanto, hoy iniciamos un  nuevo curso escolar en el que necesitamos entre todos y todas hacer una revolución educativa. Nadie debemos olvidar la importancia del esfuerzo para que este reto del futuro no quede simplemente en algo “facilón”, sino que quede en algo de descubrimiento y en algo de amor por lo que nos rodea, pero para poder amarlo hay que conocerlo. La lucha en este curso por el medioambiente no es la lucha de una “camiseta”, es la lucha por defender lo que tenemos y lo que modestamente podemos hacer cada uno de nosotros y nosotras desde nuestra posición.

Este no será un curso igual que el anterior. Este será un curso diferente porque los maestros y maestras estamos empeñados en que así sea, y por todo esto no haremos que la “ignorancia” tenga un valor social. Trabajaremos para incentivar la imaginación, la innovación y la creatividad.

Este es nuestro año.

Leave a Comment

Ir al contenido