“Lo que nos viene”

Decía un general de los ejércitos de Napoleón: “No creas que la batalla está conseguida, cuando más fácil lo ves, más complicado se puede poner”. Vivimos todos un curso escolar que al inicio del mismo fuimos, y continuamos siendo, el foco de atención de toda la sociedad. Un gran número de personas anunciaba que en breves fechas se iban a cerrar todos los colegios por la alta tasa de contagios que vivíamos en el mundo educativo; la realidad no ha sido esa previsión y se ha demostrado que los colegios eran y son lugares seguros.

El inicio del segundo trimestre nos hace replantear a todos las estrategias seguidas y no bajar la guardia en ningún momento, la batalla no la hemos ganado y pueden venir tiempos difíciles. Debemos insistir en tomar todas las medidas y la instalación en cada aula de un purificador de aire, la ventilación constante y por supuesto la distancia de seguridad.

“Lo que nos viene” no sabemos nadie cómo evolucionará, pero sí que tenemos claro que después de estas fiestas navideñas es necesario una mayor responsabilidad por parte de todos y evitar grupos importantes de personas, ser muy escrupulosos en cada una de nuestras casas con la limpieza y con la ventilación de las habitaciones.

No podemos confundirnos sobre esta situación, la cual tenemos para un tiempo largo, para no profundizar en los cambios necesarios en el mundo educativo.

Nos viene un cambio en el sistema escolar que no tiene que ver con los cambios legislativos, sino que tiene que ver con adaptaciones del planteamiento de las clases como las entendemos hoy en día. Los maestros y maestras nos tenemos que reinventar par hacer las mismas cosas pero de forma diferente. En esto que nos viene, el mundo digital no puede quedar en un simple titular de un periódico. Necesitamos ordenadores mejores, mejor línea de internet, formación adecuada a estos momentos y por supuesto autonomía de los centros educativos en la gestión de estos recursos y la gestión de la “era internet”.

“Lo que nos viene” no es todo incierto y no podemos escondernos bajo esa capa para que la escuela quede en un segundo plano. La historia no está escrita, hay renglones que nos los van a escribir pero hay otros que los tenemos que escribir nosotros; no podemos perder la oportunidad.

Leave a Comment

Ir al contenido