Las Fallas, Patrimonio de la Humanidad

El 30 de Noviembre de 2016 el comité de la UNESCO reunido en la capital de Etiopia declaró las fiestas de las Fallas como patrimonio inmaterial de la humanidad.

La UNESCO, además, considera el patrimonio cultural inmaterial como un importante factor del mantenimiento de la diversidad cultural, frente al proceso de globalización que avanza día a día a pasos agigantados. En este sentido, las tradiciones orales, artes del espectáculo, usos sociales, rituales, actos festivos, conocimientos y prácticas relativos a la naturaleza y el universo, o saberes y técnicas vinculados a la artesanía tradicional serían parte de nuestro Patrimonio Cultural Inmaterial.

En el año 1906 arrancó en la ciudad de Orihuela la “Sociedad la Falla” que pretendía implantar a semejanza de Valencia, hogueras de manera artística en las que se representaran grupos alusivos.

A partir de 1933 y hasta 1936 se suceden en Orihuela un acontecimiento continuo de instalación de fallas y no de hogueras, se menciona que hasta veinte monumentos falleros se instalaron por las calles y barrios de Orihuela.

El recurso educativo de las fallas es muy importante en diferentes centros educativos enclavados en poblaciones falleras como Burrriana, Benicarló, Benidorm, Valencia… Desde hace más de diez años el Colegio Público de Hurchillo hace realidad un sueño que se interrumpe en su magnitud al terminar la guerra civil. No podemos olvidar las fallas que en épocas recientes se instalaron en el barrio del Rabaloche.

El Colegio Público de Hurchillo se siente orgulloso de recuperar una tradición y abrir una ventana a la que supone las fallas como monumentos artísticos y como elemento crítico a la sociedad que nos rodea. Para un Colegio Público como el de Hurchillo, asociado a la UNESCO es una cita muy importante el momento en el que se declara a esta festividad como patrimonio inmaterial de la humanidad.

Hoy con estas palabras, escritas desde la emoción, quiero brindar a los cuatro vientos por todos aquellos hombres y mujeres que año tras año hicieron de las fallas de Orihuela un acontecimiento único.

La escuela también es tradición y también son emociones. 

Leave a Comment

Ir al contenido