Huerto del Colegio de Hurchillo "Manuel Riquelme"

El huerto de mi vida

Desde los años ochenta los huertos escolares aparecen con fuerza dentro del mundo educativo y con ellos el inicio de la transformación educativa de las escuelas .Ahora vivimos una moda o un compromiso, pero la realidad es que los huertos escolares constituyen  parte de la vida educativa de este cambio  y muchos de los centros respaldan las grandes posibilidades de esta acción.

En Octubre de 2018 se celebra en Tudela el primer encuentro nacional de huertos escolares .Los datos que ofrecen ese primer encuentro es que hay en la actualidad más de 4000 colegios con huertos escolares que en gran medida se debe al esfuerzo y dedicación de algún maestro y que cuentan con el apoyo importante por parte de las Asociaciones de Padres y Madres.

Huerto del Colegio de Hurchillo “Manuel Riquelme”

La educación del futuro necesita la incorporación inmediata en todos los centros educativos de huertos escolares o hueros urbanos pero que esa acción sea de forma inmediata una realidad  en la actividad educativa.

Hay algo que sorprende  de forma importante, sabemos todos de los beneficios educativos de un huerto escolar; no es comprensible que no haya una normativa que apoye y de recursos para que esta red de huertos escolares sea mayor  y se ponga en valor el trabajo de la comunidad educativa con esta herramienta escolar.

El Colegio Público de Hurchillo lleva más de 20 años haciendo esto una realidad y prueba de ello es la obtención de un Premio Nacional de Medio Ambiente por el huerto escolar y un Premio Nacional de Huertos Escolares Ecológicos. No se puede vivir a espaladas de la naturaleza y hay dos acciones que debemos hacer: la naturaleza debe entrar en la escuela e impregnar el día a día y se debe exteriorizar el trabajo de estos huertos a la sociedad

Joaquín Marzá Mercé

Leave a Comment

Ir al contenido