Los alumnos aprenden a utilizar su cuerpo adquiriendo habilidades de la inteligencia emocional.

Danza y expresión corporal como parte de una Educación integral

La danza y la expresión corporal han convivido con el ser humano desde sus orígenes y ha sido y es el medio de comunicación por excelencia, que surge de manera innata y particular en cada uno de nosotros.

El cuerpo, lo podemos considerar entonces junto al habla, como el mayor instrumento de relación personal a través de los distintos momentos y fases evolutivas.

¿Cómo puede ser entonces que la Educación corporal y emocional se pase por alto dentro del proceso de enseñanza-aprendizaje? Si nos fijamos en la teoría de las inteligencias múltiples de Gardner, se destacan ocho tipos de inteligencias para resaltar el número desconocido de capacidades humanas. Siendo así, vemos como cada uno de las inteligencias es desarrollada de manera directa durante el proceso de enseñanza-aprendizaje, exceptuando la inteligencia intrapersonal, interpersonal y corporal-kinestésica.

Con la intención de sufragar esta carencia y completar el desarrollo integral de los niños y niñas de Infantil y Primaria, el pasado curso 2016 – 17 el Colegio Público de Hurchillo “Manuel Riquelme” (Orihuela – Alicante) llevó a cabo el proyecto El germinar del movimiento, promovido por Javier Marcos Botella, bailarín Oriolano y coordinador del proyecto, e incentivado por el director del centro Joaquín Marzá Mercé.

El proyecto nace bajo el lema Educar a través de los sentidos para ser más competentes y su principal objetivo es el de educar a los alumnos y alumnas para que adquieran y desarrollen habilidades y aptitudes que les permitan relacionarse y comunicarse con mayor destreza a lo largo de su vida. Esto se lleva a cabo a través de una nueva materia llamada Habilidades psicosociales, en la que se desarrollan cuatro bloques de contenidos: conocer el cuerpo, conocer cómo se mueve, conocer cómo se expresa y conocer cómo se relaciona, donde los alumnos y alumnas conocen y aprenden a utilizar su cuerpo desde el punto de vista anatómico, físico, expresivo-artístico, emocional y social, adquiriendo además habilidades de la inteligencia emocional.

Los alumnos aprenden a utilizar su cuerpo adquiriendo habilidades de la inteligencia emocional.
Los alumnos aprenden a utilizar su cuerpo adquiriendo habilidades de la inteligencia emocional.

El hilo conductor y principal protagonista de todo el proceso es la danza y la expresión corporal, a través de la cual, desde los alumnos y alumnas de 3 años, hasta los de 6º de Primaria desarrollan los distintos bloques de contenidos ajustados a su edad evolutiva, siendo el culmen de todo el proceso, una puesta en escena por parte de los alumnos más mayores del centro, donde muestran los conocimientos que han aprendido durante el curso, así como un portfolio digital que recoge todos los conceptos trabajados y permite al docente valorar la asimilación de los mismos por parte de los niños y niñas.

El colegio apuesta por la danza y la expresión corporal en sus aulas y cuenta también con un curso de danza establecido como una actividad extraescolar para la etapa de Primaria, organizada también por el proyecto El germinar del movimiento, en el cual se ofrece a aquellos niños y niñas que estén interesados en la danza, la formación base necesaria para un posterior aprendizaje de danza profesional y cuyo resultado fue la puesta en escena de un espectáculo creado exclusivamente para los alumnos de la actividad por el también coreógrafo Javi Marcos, en el que se hace una reflexión sobre los medios que el ser humano tiene para comunicarse y expresar sus emociones.

Es evidente que la danza y la expresión corporal ha calado hondo en el centro educativo y así se ha sentido por parte de sus alumnos y del equipo directivo. Un nuevo curso dio comienzo y es momento de subir un escalón más en busca de una Educación integral que haga más competentes y mejores personas a nuestros jóvenes de hoy en día y el Colegio Público de Hurchillo ya está a la espera de poder ver como el movimiento germina de nuevo.

Todos nosotros tendremos que esperar hasta final de curso en 2018 para poder ver todo lo que estos niños y niñas han aprendido y que inunden una vez más el colegio y el teatro con su magia.

Equipo educativo
Colegio Público “Manuel Riquelme” de Hurchillo, Orihuela (Alicante)

Fuente: Periódico Magisterio

Leave a Comment

Ir al contenido